DÍA 1 – INICIO DE PLAN DE LECTURA

MATEO 6

En este capítulo en especial, Jesús parece volver a un mismo principio a través de las diferentes enseñanzas que expone: “haz tus buenas obras en privado y deja que Dios haga Su obra a través de ti en público”. Todos somos tentados a intentar adquirir algo en nuestras fuerzas; queremos reconocimiento de la forma más rápida y pública posible. Sin embargo, Jesús nos enseña que con Él es diferente, que él tiene un galardón mucho mayor y más duradero si aceptamos seguir sus caminos. Cuando busquemos la recompensa que el cielo nos ofrece por encima de la que nos pueden dar las multitudes, podremos vivir una vida que no es consumida por la vanidad sino por la voluntad de Dios.

Oración
Mateo 6:9-10

Jesús, gracias porque tú eres bueno y tu voluntad siempre lo ha sido. Pido que pueda caminar en ella, que como iglesia y nación busquemos tus caminos para nuestro futuro. Gracias porque sé que nos amas y estás en control de todo. Amén.

DÍA 2

MATEO 7

Caminar con Jesús puede ser uno de los mayores desafíos que enfrentaremos en nuestra vida, pero con un poco de práctica podemos mejorar en ello. En este capítulo, Jesús habla acerca de no juzgar a los demás: a menudo creemos que cierto entendimiento de los caminos de Dios nos podría capacitar para juzgar a otros, cuando en realidad no es así. Caminar con Jesús nunca te hará juez de nadie; por el contrario, puede ayudarte a amar a todos. Tenemos diferentes trasfondos y formas de ver las cosas, pero estamos seguros que vivimos conforme a la voluntad de Dios cuando nuestra vida no se enfoca en juzgar sino en bendecir.

Oración
Mateo 7:7-8
Jesús, gracias porque tú me das la confianza de pedir, buscar y recibir. Gracias porque has levantado iglesias y líderes que nos guían a hacerlo; te pido que podamos ser insistentes en las cosas y en los planes que tienes para nosotros. Enséñanos a orar e insistir conforme a tu corazón. Amén.

DÍA 3

MATEO 8

El nombre de Jesús podría considerarse sinónimo de sanidad. No solo en épocas de antaño, hoy en día podemos ver Su mano sanando a miles de personas de todas las generaciones y culturas. Jesús se alegra cuando alguien es sano ya que, cuando experimentamos sanidad, podemos ver Su corazón lleno de bondad hacia nosotros. Jesús sana cualquier clase de condición: no hay límites a su poder. A menudo podemos sentirnos desesperanzados ante diagnósticos difíciles o situaciones que humanamente parecen imposibles de superar, pero cuando corremos al nombre de Jesús, la esperanza nace de nuevo y nuestra fe se afianza en Aquel cuya mano sigue vigente en poder para sanar.

Oración

Mateo 8:9-10

Jesús, gracias porque tu autoridad no tiene límites y tu compasión sobrepasa mis errores. Te pido que traigas sanidad a mi vida, a mi nación y a mi iglesia; que podamos ver cómo sigues haciendo milagros hoy en día, y que podamos extender tu mensaje de sanidad y salvación. Amén.

DÍA 4

MATEO 9

Muchas personas hoy en día seguimos a Jesús y nos gusta llamarnos sus “discípulos”. Esto no tiene nada de malo; al contrario, es increíble ser imitadores de Jesús y Sus enseñanzas. Sin embargo, Jesús trae a la luz un asunto importante: explica que un verdadero discípulo tiene en su corazón hacer más discípulos. A veces nos conformamos y llegamos a creer que el propósito de nuestra vida es una existencia cómoda en la iglesia, cuando en realidad Él nos llamó a ser de bendición e influencia a otros en cada área de nuestras vidas. Jesús vino a los que necesitan un médico, y es nuestra misión llevar este mensaje de esperanza a toda persona.

Oración

Mateo 9:37-38

Jesús, gracias por mi salvación y restauración. Te pido que, así como me alcanzaste a mí, me uses para que otros sean alcanzados por tu mensaje. Dame valentía y entendimiento para llevar esperanza a todos los que lo necesitan y movilízanos para predicar tu mensaje. Amén.

DÍA 5

MATEO 10

Los discípulos habían dejado toda clase de oficios y contextos para seguir a Jesús; Él les dio no solo una nueva ocupación, sino una nueva identidad. Cuando Jesús hace esto en nosotros, el asunto puede tornarse interesante ya que efectivamente poseemos una nueva identidad, pero podemos seguir luchado con temores e inseguridades al momento de cumplir Su voluntad. Jesús da ánimo a sus discípulos, diciendo: “no temas”. Si Él está de nuestro lado podremos superar los obstáculos más difíciles y salir victoriosos.

Oración

Mateo 10:26-27

Jesús, gracias porque tú eres nuestra luz que disipa toda oscuridad. Gracias también porque ahora somos portadores de tu esperanza y poder. Danos la dirección necesaria para exponer ante todos que has sido bueno y siempre lo serás. Amén.

DÍA 6

MATEO 11

Juan el bautista fue una figura importante en la vida de Jesús ya que, además de ser un colaborador en el reino de Dios, era su primo. Ambos vivieron estilos de vida muy diferentes; con todo, había quienes no hacían caso a ninguno de los dos y solamente criticaban las maneras de uno y otro de hacer su ministerio. Jesús habla del reino de los cielos afirmando que está activo dentro de aquellos que dejan sus prejuicios de lado y buscan apasionadamente el reino de Dios, aunque no sea como lo habían imaginado. Los “violentos” arrebatan el reino de los cielos porque tienen el coraje de dejar su comodidad para extenderse hacia lo nuevo de Dios, lejos de sus estándares personales.

Oración

Mateo 11:12

Jesús, gracias porque el reino de los cielos es de aquellos que reconocemos cuánto te necesitamos. Gracias porque me has hecho una persona valiente; permíteme buscarte intensa y constantemente: que Tu voluntad sea mi mayor deseo. Amén.

DÍA 7

MATEO 12

Jesús es el hijo de Dios, el verbo hecho carne, la esperanza para la humanidad; es la luz que no puede ser extinguida. A veces podemos ver desafíos, e incluso ataques del enemigo en nuestra contra, y pensar que son demasiado grandes; hasta podemos llegar a pensar que son demasiado para Dios. En esta porción de la Biblia, Jesús defiende Su autoridad y explica que no importa la magnitud de nuestros opositores: Jesús es capaz de darnos libertad como individuos y también en comunidad.

Oración

Mateo 12:

Jesús, gracias porque eres mayor que cualquier desafío; gracias porque Tu poder sobrepasa mis dudas y temores. Ayúdame a confiar en ti, aunque el futuro se vea incierto o cuando tenga dudas acerca de tu capacidad. Espíritu Santo, afírmame en el conocimiento de Tu verdad. Amén.

DÍA 8

Mateo 13

En ocasiones podemos encontrarnos rodeados de personas y enseñanzas que a primera vista parecen ser buenas; quizá hay relaciones, costumbres, hábitos que hemos tenido y que han ido creciendo junto con nosotros pero que, cuando los examinamos a la luz de la palabra de Dios, no nos están haciendo bien. Es posible que no todo lo que nos rodea sea bueno, por eso Jesús dijo que estábamos capacitados para examinar y retener únicamente lo que trae bien a nuestras vidas. Jesús es capaz de liberarnos y limpiarnos de cualquier influencia que no venga de él.

Oración

Mateo 13:24-25

Señor, gracias porque has sembrado tu palabra en mi corazón. Gracias por la sangre de Jesús que me ayuda a ser como tú. Ayúdame a distinguir entre lo bueno y lo malo; aún si hay cosas que llevan muchos años conmigo, quiero distinguirlas y quedarme solo con las que sé que vienen de Ti. Amén.

DÍA 9

MATEO 14

Jesús es capaz de sorprendernos de las maneras más inesperadas. En este capítulo vemos que Jesús interactúa con el mar de una forma insólita, ya que no solo no le teme, sino que lo domina y camina sobre él. Los discípulos que habían sido pescadores toda su vida estaban conscientes de lo peligroso que podía ser el mar, pero al ver a Jesús caminando sobre él, un nuevo panorama se desata en sus mentes. Jesús quiere tomar lo que es cotidiano para nosotros y convertirlo en algo sobrenatural; Él puede caminar sobre aquellas cosas que nos atemorizan.

Oración

Mateo 14:23-24

Jesús, gracias por estar conmigo en lo mejor y en lo peor de mi vida; gracias por nunca dejarme y siempre estar en control. Ayúdame a confiar en ti, aunque sienta que estoy luchando contra grandes olas. Gracias por tu bondad a mi vida, ayúdame a verte caminando sobre los mares y a seguirte en medio de cualquier circunstancia. Amén.

DÍA 10

MATEO 15

Jesús era conocido por todos los milagros que hacía. Desgraciadamente, había quienes solo acudían a él por curiosidad o querían obtener algún beneficio egoísta de su ministerio. Jesús sanaba a todo el que venía a buscarle, pero había un factor que pocas personas poseían: fe. Jesús quedaba asombrado cuando veía a alguien con fe, ya que él mismo explicaba que quien la tuviera podría ver milagros suceder. A menudo queremos obtener algo de Jesús, cuando lo que quiere darnos es fe para caminar como él. La fe viene por el oír la palabra de Dios; una vez que ésta empieza a crecer en nosotros, no tendrá límite para todo lo que Dios quiere hacer en nuestras vidas.

Oración

Mateo 15:28

Jesús, gracias porque tú escuchas mi voz y siempre estoy presente en tus pensamientos. Ayúdame a creerte y confiar en ti; enséñame a llevar una vida de Fe que puede obrar milagros. Ayúdame a creerte aún cuando parezca imposible y gracias porque tú quieres darme esta clase de fe. Amén.

DÍA 11

MATEO 16

Posiblemente la pregunta más importante que responderemos en nuestras vidas es quién es Jesús para nosotros. Podemos creer lo que dice –incluso imitar algunas cosas– pero cuando confesamos que Él es el hijo de Dios y decidimos vivir nuestras vidas en dirección a ello, nuestro presente y nuestro futuro son cambiados; no solo alcanzamos salvación en la eternidad, sino que vivimos conforme a lo que hemos creído y confesado. La medida de nuestra confesión de fe en Jesús será la medida de la respuesta del favor de Dios sobre nuestras vidas.

Oración

Mateo 16:18

Jesús gracias por tu nombre; gracias por tu vida y tu poder. Creo que eres el hijo de Dios y que eres capaz de transformarnos como personas, como sociedad y como iglesia. Ayúdame a creer y vivir confesando quien tú eres. Amén.

DÍA 12

MATEO 17

Jesús mostró Su poder en múltiples ocasiones. Entre todos ellos, la transfiguración en el monte fue uno de los momentos más gloriosos, en el que algunos discípulos pudieron avistar por instantes la grandeza de Dios. Contemplar quién es Dios hizo crecer la fe de los discípulos de una manera muy especial, ya que confirmaba todo lo que Jesús les había dicho hasta entonces. Cuando Jesús confirma sus palabras a través de hechos maravillosos, ratifica que lo que ha dicho es verdad y podemos estar seguros que Él siempre respalda su palabra.

Oración

Mateo 17:20

Padre, gracias por confirmar tu palabra en mi vida; gracias por la fe que ya está en mí. Ayúdame a crecer en ella para que sea la clase de fe que puede mover montañas sin importar la circunstancia. Amén.

DÍA 13

MATEO 18

Cuando Jesús nos encuentra y nos restaura, también nos da un lugar en su casa. Nuestra condición no es de personas en rehabilitación, sino que poseemos una nueva identidad y autoridad por los méritos de Jesús en la cruz. Cuando declaramos la voluntad de Dios sobre nosotros, el cielo nos escucha y podemos orar con la confianza de que no decimos palabras en balde, sino que la identidad que Jesús compró para nosotros nos respalda.

Oración

Mateo 18:18-19

Jesús, gracias por tu cruz y por lo que has hecho en mí; gracias por la autoridad e identidad que me has dado. Ayúdanos como iglesia a ponernos de acuerdo y buscar Tu voluntad para nuestro futuro. Gracias por habernos dado lugar en tu casa. Amén.

DÍA 14

MATEO 19

La salvación es uno de los temas de predicación más comunes en la iglesia; asimismo, es de los más misteriosos. La salvación que obtenemos cuando ponemos nuestra Fe en Jesús para el perdón de pecados es verdaderamente indescriptible; humanamente no hay forma de ser salvos, mas la sangre de Jesús hace lo imposible: nos perdona, cancelando toda oposición. Cuando Jesús entra en escena, podemos descansar confiados que en Su nombre lo imposible no existe. Él hace todo nuevo, alcanzable y posible.

Oración

Mateo 19:25-26

Jesús, gracias por tu sangre que nos habilita para ir más allá de lo imaginable. Gracias porque en ti no hay imposibles y tú siempre estás a nuestro favor. Ayúdame a creerte, a poner mi esperanza en tu nombre –y en ningún otro–. Amén.

DÍA 15

MATEO 20

Cuando Jesús habló de las cualidades que deben ser imitadas de él, enfatizó que aprendiéramos dos en particular: su mansedumbre y su humildad. Mencionó dichas virtudes ya que reflejan la esencia de su corazón: el servicio. Los que seguimos a Cristo Jesús debemos tener el servicio como huella indeleble y estandarte en todo lo que hacemos. Tener un corazón de servicio nos asemeja a Dios y nos acerca a Su corazón. Un creyente cuyo objetivo es servir a otros siempre encontrará su vida siendo un reflejo de la vida de Jesús.

Oración

Mateo 20:28

Jesús, gracias por tu ejemplo y servicio. Gracias por servir a cada persona que te busca y por siempre acudir en nuestra ayuda. Ayúdame a vivir conforme a tus términos, que pueda imitarte y seguirte cada día de mi vida. Amén.

DÍA 16

MATEO 21

La alabanza habla de exaltar el nombre de Dios por quién es y lo que ha hecho. Cuando dedicamos nuestras fuerzas a alabarle, podemos ser reconfortados y animados en nuestro espíritu. En este pasaje, Jesús enseña que la alabanza no está reservada para el entendido y anciano, sino para cualquier persona que lo desee, incluyendo a los niños. Estos últimos, aunque pudieran no conocer tanto como otros, siempre podrán tener un corazón genuino para alabar el nombre de Jesús.

Oración

Mateo 21:16

Gracias Jesús por la capacidad de alabarte; gracias porque puedo cantar sin reservas. Ayúdame a tener un corazón como niño: que no juzga, sino que siempre está dispuesto a ver lo mejor de cada situación, y siempre está listo para buscarte y exaltarte. Amén.

DÍA 17

MATEO 22

La ley moral que Dios le dio al pueblo refleja en plenitud el corazón de Dios. En este capítulo, Jesús simplifica y resume la intención detrás de la ley: amar a Dios por encima de todo y amar al prójimo como a ti mismo. El amor siempre fue la finalidad detrás de cada instrucción que Dios le dio al pueblo de Israel. Amar a Dios no es algo romántico, es un firme y ferviente deseo dentro del corazón de cada ser humano. Dios nos ama y espera recibir nuestro amor en respuesta. Amar a Dios es el fundamento de la vida cristiana y el mayor de los mandamientos: si amamos a Dios, podremos aprender a amar a los que nos rodean y conocer en plenitud el corazón del Padre.

Oración

Mateo 22:37-38

Jesús, gracias por amarme. Yo te amo también y quiero hacerlo cada día. Ayúdame a amar a los que me rodean como tú los amas; enséñame a vivir transformado en tu amor y confiado en que estoy haciendo lo correcto cuando amo a los demás. Amén.

DÍA 18

MATEO 23

La insistencia de Jesús en perseguir nuestras vidas es incansable. Aun cuando nosotros nos cansemos de buscarle, Él nunca desistirá; aun cuando le demos la espalda, él no lo hace ni lo hará. En este pasaje, Jesús expresa su corazón por la ciudad de Jerusalén y el deseo que siempre ha tenido por ver la ciudadanía rebosante en salvación. Tal corazón también puede ser el nuestro, si permitimos que la compasión de Dios fluya a través de nosotros. Él quiere mostrar Su compasión en nuestras vidas y que, a su vez, nosotros lo hagamos por los que nos rodean.

Oración

Mateo 23:37-38

Jesús, gracias por tu compasión; gracias por la forma en la que me persigues. Ayúdame a yo hacerlo de la misma forma: perseguir tu corazón y perseguir a aquellos que te necesitan. Que todos los días pueda seguirte continuamente. Amén.

DÍA 19

MATEO 24

Para algunas personas, el legado es de las cosas más importantes y significativas que se pueden construir, ya que garantiza que seremos recordados una vez que expiremos. Indudablemente, Jesús ha construido un legado, pero de forma diferente a la convencional: él ha edificado algo que perdurará eternamente con sus palabras. Nuestros esfuerzos perecerán con nosotros, pero las palabras de Jesús que hayamos abrazado en nuestras vidas permanecerán.

Oración

Mateo 24:35

Jesús, gracias por tus palabras. Gracias por la vida eterna que nos dan, y porque ellas son la luz y sustento de nuestra vida. Ayúdame a buscar las cosas que permanecen: que el conocer tus palabras sea mi mayor búsqueda, y que pueda invertir mis fuerzas en conocerlas y darlas a conocer a otros. Amén.

DÍA 20

MATEO 25

Esta parábola habla de la segunda venida de Jesús. Este suceso está en Su corazón, y Él desea que estemos expectantes y esperanzados en el día que le veremos nuevamente. La venida de Jesús no es un tema que deba atemorizarnos, sino un momento al cual miremos con certeza y confianza: la confianza de que Jesús volverá por su iglesia y que será un día para salvación, no para destrucción.

Oración

Mateo 25:13

Jesús, gracias por tu próxima venida; gracias porque tú prometiste regresar. Enséñame a estar preparado para ello y sin temor. Ayúdame a contagiar la expectación y paz de tu regreso a la iglesia, para poder estar todos en un mismo sentir de esperanza. Amén.

Comparte este devocional en tus redes sociales